Outlast-Material de cambio de fase

Fuente:

http://www.outlast.com/index.php?id=95&L=4

Descripción

¿Cómo funciona?

Pero, ¿qué son los PCM? El principio es fácilmente demostrable. Si nos fijamos en los materiales de cambio de fase (PCM), vemos que dos tecnologías muy conocidas se combinan aquí con éxito: por una parte la microencapsulación, conocida por su utilización en los chicles. Cuando se mastica el chicle, la coraza de las microcápsulas se destruye y se libera el sabor. Otro ejemplo son los testadores de perfume de las revistas. Las microcápsulas se destruyen cuando se frota el papel y el olor se libera.

La diferencia en los materiales Outlast®: también se utilizan microcápsulas, pero el armazón es estable y no se destruye. Las cápsulas son diminutas: alrededor de 1.000 cogen en la cabeza de un alfiler (aprox. 3 millones por cm²). Las cápsulas patentadas se llaman Thermocules™ Outlast® y son capaces de cambiar de fase o estado. Este principio físico básico es conocido por todos, por ejemplo en el H2O: el agua se convierte en hielo o en vapor cuando existe una energía que se le aplica o no. La tecnología PCM se aventaja exactamente de esta ley de física.

Lo que afecta a las microcápsulas es el microclima que existe en la piel. El cuerpo humano es sensible a los cambios de temperatura y por esto la zona de confort tiene unos límites bastante marcados: la temperatura del cuerpo es de 36.6°C de media. La temperatura interior (corazón, riñones…) es la principal y oscila entre limitaciones muy pequeñas, normalmente es de 37°C. La temperatura exterior de la piel y las extremidades como norma general es más baja y oscila entre 28°C y 33°C. Si la temperatura normal entre 36.5°C y 37.4°C se mueve un poco por encima hablamos de fiebre y si es por debajo nos lleva a la hipotermia. Si estas variaciones pueden ser influídas positivamente por los materiales Outlast® que trabajan dinámicamente es posible mantener la zona de confort personal y reducir los molestos picos que te hacen tener mucho calor o mucho frío.


Comentarios

He colocado este tipo de materiales por lo interesante del funcionamiento de estós y el tipo de posibilidades que abre, ya que buscan el confort del usuario con aplicaciones que ayudan a su bienstar.

¿Cómo funciona?

Pero, ¿qué son los PCM? El principio es fácilmente demostrable. Si nos fijamos en los materiales de cambio de fase (PCM), vemos que dos tecnologías muy conocidas se combinan aquí con éxito: por una parte la microencapsulación, conocida por su utilización en los chicles. Cuando se mastica el chicle, la coraza de las microcápsulas se destruye y se libera el sabor. Otro ejemplo son los testadores de perfume de las revistas. Las microcápsulas se destruyen cuando se frota el papel y el olor se libera.

La diferencia en los materiales Outlast®: también se utilizan microcápsulas, pero el armazón es estable y no se destruye. Las cápsulas son diminutas: alrededor de 1.000 cogen en la cabeza de un alfiler (aprox. 3 millones por cm²). Las cápsulas patentadas se llaman Thermocules™ Outlast® y son capaces de cambiar de fase o estado. Este principio físico básico es conocido por todos, por ejemplo en el H2O: el agua se convierte en hielo o en vapor cuando existe una energía que se le aplica o no. La tecnología PCM se aventaja exactamente de esta ley de física.

Lo que afecta a las microcápsulas es el microclima que existe en la piel. El cuerpo humano es sensible a los cambios de temperatura y por esto la zona de confort tiene unos límites bastante marcados: la temperatura del cuerpo es de 36.6°C de media. La temperatura interior (corazón, riñones…) es la principal y oscila entre limitaciones muy pequeñas, normalmente es de 37°C. La temperatura exterior de la piel y las extremidades como norma general es más baja y oscila entre 28°C y 33°C. Si la temperatura normal entre 36.5°C y 37.4°C se mueve un poco por encima hablamos de fiebre y si es por debajo nos lleva a la hipotermia. Si estas variaciones pueden ser influídas positivamente por los materiales Outlast® que trabajan dinámicamente es posible mantener la zona de confort personal y reducir los molestos picos que te hacen tener mucho calor o mucho frío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s