VENUS, natural chistal chair. Tokujin Yoshioka, 2008

venus-11

VENUS es una silla fabricada a base de cristales que forman una especie de esponja en un acuario. Es obra del diseñador y arquitecto japonés Tokujin Yoshioka. Fue creada para la exposición Second Nature de Tokio.

venus-21

venus-32

venus-42

venus-52

venus-62

 

www.tokujin.com

Anuncios

4 comentarios sobre “VENUS, natural chistal chair. Tokujin Yoshioka, 2008

  1. Un proceso y un producto muy bonito, de ahi se obtienen piezas únicas que se podrían equiparar a obras de arte, cada una diferente a la otra.

    Pero que seguramente no se podrá producir en serie o el proceso será extremadamente caro, a parte no creo que sea un producto excesivamente cómodo.

    De todas formas no creo que sea esto lo que se busque con este producto, por tanto, no tiene por que ser un mal diseño si cumple con la función para la que se creó, servir de elemento decorativo.

    Aparte de esto hay que reconocer la espectacularidad del producto acabado, sobre todo sabiendo de donde sale y tiene que ser una experiencia sentarse en el mismo, que por su constitución puede parecer a que este hecho de hielo (por lo que te puedes congelar en el) o de cristal cortante (con lo que te podrias dañar). a probar.

  2. Estoy totalmente de acuerdo con Vicent, es un objeto que su producción en serie es realmente imposible….pero creo que ahí está el objetivo del producto. Objetos totalmente personales y únicos, un gran aspecto diferenciador en esta época de globalización y produccón de grandes volúmenes.

  3. Estoy totalmente de acuerdo con Vicent, es un objeto que su producción en serie es realmente imposible….pero creo que ahí está el objetivo del producto. Objetos totalmente personales y únicos, un gran aspecto diferenciador en esta época de globalización y producción de grandes volúmenes.

    1. Puede ser tentador el tema de que los productos no sean en serie, los humaniza en parte, los hace más personales, pero por otro lado, quedan limitados estos, a las élites, que quieren adquirirlos, prácticamente como objetos de coleccionismo, obras de arte únicas, no porque sean muy funcionales, estén muy bien hechos o puedan durar muchos años, sino porque pueden augmentar de valor con el tiempo.
      Por lo demás, si que es verdad que suelen ser más agradables los productos que no se han hecho en serie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s